in , ,

EsSalud presenta dietas para pacientes con enfermedades crónicas en el día mundial de la alimentación

Las enfermedades crónicas no transmisibles, a diferencia de otras, están directamente ligadas a la mala alimentación, por ello, es importante tomar en cuenta ciertas recomendaciones en este tipo de enfermedades. La especialista Elizabeth Córdova del hospital Guillermo Almenara de EsSalud señala que una buena alimentación es fundamental sobre todo para pacientes que sufren de diabetes, hipertensión, enfermedades renales o cardiovasculares.

“Los que sufren de diabetes deben reducir el consumo de azúcares refinados y de alimentos que lo contengan e incrementar el consumo de frutas y verduras, cereales como el trigo y la quinua o tubérculos como el camote, el olluco, la yuca. Los que sufren de hipertensión arterial, deben reducir el consumo de sal es fundamental para controlar la presión, no obstante, debemos restringir también todo tipo de alimento que lo contenga, como el sillao, los alimentos envasados como galletas, bocadillos y snacks, los enlatados como el atún o conservas, e incluso, moderar el consumo de acelga y rabanito, por su alto contenido en sodio” sostuvo.

En la enfermedad renal, se debe tener en cuenta ambas recomendaciones, tanto las de diabetes como de hipertensión, puesto que, esta, casi siempre, suele estar ligada con una o ambas. Sin embargo, para los que sufren de enfermedades cardiovasculares, se recomienda un bajo consumo de grasas saturadas, harinas refinadas, sal, energizantes, y es importante incluir alimentos antioxidantes presentes en frutas y verduras y ácidos grasos polinsaturados como el omega 3 presente en el pescado.

Alimentación para el adulto mayor, deportistas
En el Perú, la población adulta mayor ha tenido un crecimiento exponencial desde la década de los años 50 a la actualidad, representando un 12,7% del total de nuestra población; sin embargo, a este grupo etario se le suman enfermedades crónicas como: artritis, hipertensión arterial, asma, reumatismo, diabetes, TBC, entre otras que merman la calidad de vida, siendo prevalentes en el sexo femenino en 82.3%, mientras que, en el masculino, en el 72,9%. Es decir, a nivel nacional las mujeres son más vulnerables a padecer alguna enfermedad crónica a comparación de los varones. Por tal motivo debemos de incentivar medidas preventivas promocionales, fomentando nutrientes como omega 3 por lo menos 3 veces por semana, leche fortificada, huevo, hígado y champiñones para el aumento de masa muscular que incluya vitamina D. kiwi, camu camu, tomate y pimientos que retardan el envejecimiento celular.

Para los deportistas lo más importante es tener una buena hidratación, controlar la temperatura corporal y reponer pérdidas por el sudor y respiración durante el ejercicio. Los cereales y sus derivados como arroz, fideos, papa, camote, yuca brindan los carbohidratos necesarios. Las frutas, hortalizas y aceite de oliva ayudan a la recuperación física por su alto contenido en minerales y vitaminas; además de la leche y sus derivados lácteos como el yogurt.

Alimentación en anemia y Post Covid
En nuestro país, la anemia ha disminuido de 43.5% a 40.1%, sin embargo, el número sigue siendo muy alto. Los síntomas típicos son cansancio, mareos y palidez; cuyas secuelas son un bajo rendimiento escolar, en los niños y adolescentes, un bajo desempeño laboral, en jóvenes y adultos, y riesgo materno-infantil para las gestantes. ¿Podemos prevenirla? Por supuesto, consumiendo alimentos fuente de hierro de origen animal; la sangrecita y el bazo, por ejemplo, lideran la lista de alimentos con mayor contenido de hierro, y, a estos le siguen el hígado, el bofe y el riñón. Es importante tomar en cuenta que la vitamina C es el mejor aliado del hierro, por eso, incentivamos empezar a incluir el pimentón, el camu camu, el aguaymanto y otros en la dieta, por otro lado, debemos recordar que no se recomienda el consumo de alimentos fuente de hierro junto a grandes cantidades de lácteos, infusiones de hierbas, té, café, gaseosas, etc.

La alimentación post Covid-19 señala la vocera de EsSalud debe enfocarse en reforzar el sistema inmunológico en los casos leves o asintomáticos y en los casos graves donde se ha presentado, insuficiencia respiratoria, complicaciones o cuidados intensivos junto con largas estancias hospitalarias, debe centrarse además de fortalecer el sistema inmune, en la recuperación del estado nutricional y la recuperación de la masa muscular mediante el consumo de alimentos ricos en proteína de alto valor biológico de preferencia carnes blancas como el pollo

“Es importante el consumo del huevo, leche y también el pescado que además de proteína contiene omega 3, actúa como antiinflamatorio, frutas y verduras a diario debe ser indispensable para un mayor aporte de vitaminas y minerales y así mejorar el estado nutricional y reforzar el sistema inmune” sostuvo.

Si acompañamos permanentemente una alimentación saludable y rehabilitación cardio respiratoria y física en caso de pérdida de masa muscular lograremos mejorar el estado nutricional y la calidad de vida.

Fuente: Essalud

Conoce AQUÍ a los pre candidatos a la Presidencia del Perú en las elecciones del 2021

Tejeda se fue de Melgar no por bajo rendimiento sino por denuncia de intento de violación sexual